miércoles, 4 de enero de 2017

ENERO 2017. INICIO: Dentro de los extensos cañaverales de Laguna Negra, una candente provincia de Veracrúz, México, se encuentra la hacienda Moreno, donde el patriarca, Amador Moreno, ha fallecido no sin antes encargar a su hijo primogénito, el ambicioso y ruín Rogelio, que cuide de sus hermanos menores: Tita, y Pablo, quienes siempre han sido presa de la dureza de Rogelio y sufren la pérdida de su padre, encontrando refugio en Nacha, la vieja sirvienta que los ha cuidado desde que quedaron huérfanos de madre y sabe que con la muerte de su patrón las cosas no serán igual en la hacienda, sin equivocarse, pues tras el entierro de Amador el ambicioso Rogelio comienza a mostrarse agresivo y trata a sus hermanos con desdén, culpándolos por la mala racha que atraviesan, por lo que les deja claro que ahora que se han quedado sin protección tendrán que trabajar duramente para ganarse el pan de cada día, poniendo a Tita al cuidado de los que haceres domésticos y a Pablo a trabajar en los cañaverales a pesar de la oposición de Nacha, a la que amenaza con despedir mas esta le segura que si él intenta abusar de sus hermanos entonces llamará a alguien de quien él no quiere volver a aber. Rogelio está seguro de que la mano dura les vendrá mejor a sus hermanos y no teme a las amenazas de la sirvienta. Deja claro a su hombre de confianza, Gabino, que sea duro con Pablo, al que dentro de las tierras maltrata y abusa coo a cualquier otro peón. Por fortuna con la familia siempre ha trabajado Nazario, quien promete a Tita que cuidará de Pablo, del que Gabino se aprovecha forzándolo a hacer trabajo duro, enfrentándose así los dos empleados hasta que Gabino amenaza de muerte a Nazario con un machete y le jura que si se entromete en sus asuntos no dudará en deshacerse de él, callando, asustado, cuando Nazario le pregunta si lo asesinará como a los dos sacerdotes que se entrometieron hace tiempo en los asuntos de Rogelio, quien en realidad tuvo conflictos con ellos y los mandó a eliminar, como a todas las personas que se cruzan en su camino y se oponen a sus planes.

Accidentalmente, Rogelio descubre a Tita bañándose desnuda en la laguna, dándose cuenta así, cuando la chica se inclina, que ya es toda una mujer y que es hermosa. Él se toca mientras la espía y para saciar su pasión sale en su camioneta a beber al pueblo, donde conoce a la ardiente Bárbara Quiñonez, una atractiva mujer que desde el momento en que sabe quién es él se dispone a conquistarlo, lográndolo, por lo que se las ingenia para complacerlo en la cama, enloqueciéndolo con sus caricias y maneras de amar gracias a la ayuda de su fiel sirvienta Leocadia, la cual en realidad es una bruja yerbera.

Nazario le dice a Nacha sobre los abusos de Rosendo para con Pablo, así como que las tierras ya no son las de antes y toda su producción se verá perdida con las plagas. Nacha  reclama a Rosendo el propasarse por el poder que Rogelio siempre le ha dado y le recuerda que, aunque le cueste aceptarlo, Pablo es su patrón. El empleado saca a relucir el pasado y asegura que él sabe lo secretos de los Moreno, por lo que tiene eso en cuenta siempre y sabe que Pablo y Tita no son nadie. Los escucha Rogelio, el cual les jura que si no ve frutos de su trabajo azotará a los tres empleados. El hombre se atormenta recordando a una mujer con la que estuvo en el pasado y la maldice, deseándole lo peor, seguro de que esta lo embrujó.

Tita promete a Pablo que las cosas cambiarán muy pronto, cuando Rogelio descubra que no tiene razón para obligarlos a actuar contra su voluntad pero el muchacho revela tener miedo hacia su hermano mayor pues está convencido de que este no los quiere. Y no se equivoca, pues Rogelio les tiene un odio enfermiso. Ambos cuidan unas ovejas que Pablo descuida por un momento, para luego darse cuenta de que se han perdido dos. 
Buscan por todos lados sin encontrarlas y cuando Rogelio lo descubre lo azota vilmente sin escuchar las súplicas de Tita para que se detenga. Luego esta lo cura mientras Nachareclama a Rogelio por sus abusos. Este, que se encuentra cenando, arroja la comida al suelo, furioso y dice estar harto de reproches. Revela odiar a sus hermanos y no aceptarlos como tales por lo que representan para él. Nacha le deja claro que estos tenen sus mismos derechos y por ello debe cumplir con la última voluntad de su padre. El hombre se emborracha y en sueños ve a Tita desnuda, persiguiéndolo para seducirlo, hasta que él la besa. Despierta, alarmado, bañado en sudor del éxtasis de la pasión.

Tita acompaña al pueblo a Nacha y se encuentra con Andrés, un muchacho que trabaja en la abarrotera de don Isaías y la ha querido desde que son unos niños. Ambos están enamorados y Nacha alienta a la muchacha para que se de la oportunidad de querer y ser querida, y se haga de un marido que la aparte de Rogelio, quien a su vez huele las ropas íntimas de su hermana menor y asegura que no dejará que esta sea de ningún hombre. Es sorprendido por Pablo, al que reprende por no estar trabajando y como ejemplo a sus empleados lo maltrata delante de estos, asegurando que si no tiene piedad para su propia familia, mucho menos la tendrá con ellos. Pablo se encuentra muy mal por los golpes de Rogelio, quien lo obliga a ir a trabajar tempranamente, sin importarle su estado anímico. Por ello Tita se revela contra su hermano mayor pero este la abofetea y le deja claro que como hermana menor y, como mujer, debe guardar silencio y someterse a su voluntad, mientras que Pablo escucha a Nazario y Viviano, el hijo de este, quienes lo aconsejan para que se arme de valor y enfrente a Rogelio, no solo por él, sino también por Tita, o de lo contrario vivirán bajo su yugo de por vida. Pablo les dice que un día matará a su hermano.

Eva Moreno ha llegado a Laguna Negra en busca de su hermano, el difunto Amador, estremeciéndose al saber que este falleció sin que se reconciliaran. Por medio de la gente se entera de que el sacerdote también ha muerto y se horroriza al conocer las circunstancias. Isaías le hace saber que el pueblo es una tierra salvaje dominada por su sobrino, Rogelio, quien además es el único que puede darle alojamiento. Eva acude a la hacienda y tanto Tita como Nacha le dan la bienvenida, instalándola en una habitación en la que la mujer y la sirvienta recuerdan el pasado y esta última la pone al tanto de las injusticias de su sobrino. Cuando Rogelio se entera, se opone rotundamente a que Eva se quede con ellos pues sabe que la relación de la mujer con su padre no era la mejor pero Nacha lo convence de que acepte cuando le dice que la mujer sabe que el cura nuevamente fue asesinado y que todos en el pueblo sospechan de él, por lo que si viaja a la capital dará parte a las autoridades. Rogelio entonces ofrece a su tía que se quede en la hacienda el tiempo necesario. Luego se desfoga con Bárbara, a la que pide que sea su esposa y esta acepta, para luego felicitar a Leocadia por los resultados de su brujería. El hombre lleva a la mujer y su hechicera a la hacienda, donde ha ordenando a todos que se preparen para recibirla. La presencia de Bárbara asombra a todos pues no solo es despampanante, sino que también, aunque aparenta ser sofisticada, en ella destila la vulgaridad. De inmediato ve con menosprecio a todos y pide a Rogelio que Tita sea su sirvienta personal. Este ordena a su hermana que haga todo lo que la mujer le dice y más tarde Nacha se lo reclama por lo que el hombre le pide que se marche del rancho si no está de acuerdo, pues de ahora en adelante tanto Tita como Pablo no son más que otros empleados que tampoco tendrán derecho a sentarse en la misma mesa que él, por lo que recibirán sus alimentos en la cocina y advierte a estos que si se atreven a decir otra cosa a su invitada y futura esposa se las pagarán. Luego acude a Bárbara, la cual se ha dado un baño y lo espera en la cama, dispuesta. Hacen el amor y ella, erotizada, revela que jamás conoció a un hombre tan apuesto, recio y varoníl como él.

Nacha descubre que la fría y sombría Leocadia practica hechicería y se lo dice a Eva, segura de que Rogelio ha sido embrujado por Bárbara, quien difruta de su futuro y en cuanto conoce a Gabino se apasiona por él, decubriendo que ambos son ambiciosos y tienen mucho en común, por lo que lo convierte en su amante. Eva por su parte la enfrenta y cuando discuten le asegura que ella, como tía de rogelio y sus hermanos, tiene derechos en la hacienda y puede ser capaz de echarla en el momento que quiera. Bárbara la reta.

Andrés no deja de pensar en Tita y se lo cuenta a Isaías, quien le aconseja que por su propio bien se olvide de esa muchacha pues se puede buscar problemas con Rogelio Moreno y este lo puede azotar hasta matarlo. Sin embargo el atrevido muchacho acude al rancho y es visto por Pablo, quien lo lleva hasta donde Tita, quien se alegra de verlo. Los enamorados hablan mientras Pablo cuida que nadie se acerque mas pronto aparece Rogelio, por lo que ocultan a Andrés.

En un cabaret de Tijuana, Macarena sufre por una pena del pasado que la atormenta día con día pues cometió muchos errores debido a su cobardía. Es consolada por su gran amiga y colega Gladiola, quien le aconseje que deje el pasado atrás y acepte la proposición de matrimonio de Jose Luis Mendiola, un hombre que siempre la ha amado y ha esperado por ella sin importarle su presente o su pasado pero Macarena cree que ese hombre no es digno de alguien como ella, puesto que es bueno y sincero. Esto se lo dice Gladiola a Jose Luis en una de sus visitas, por lo que este busca a Macarena y le suplica que le de una oportunidad.

Bárbara, sintiéndose dueña y señora de la hacienda, da ordenes sin más y somete a Tita a trabajos duros pues ella no se traga el cuento de que esta y Pablo son otros sirvientes, pero tiene toda la intención de adueñarse de la hacienda y los cañaverales para luego venderlos y cumplir su sueño de irse al extranjero. Nacha le reprocha el tener poco tiempo en el lugar y sentirse la dueña de todo. La mujer está por abofetearla pero Tita la defiende por lo que es ella quien recibe las bofetadas y encerrada en un cuarto oscuro, a donde Nacha le lleva comida después de la cena, prometiéndole que las cosas cambiarán dentro de poco, mientras Bárbara y Rogelio se revuelcan y son espiados por Pablo, quien tiene deseos de matar a su hermano mayor, mismo que decubre lo que ha hecho Nacha y acude a Tita para hacerle saber que será Pablo el que pague por la desobediencia de ambas. Tita lo enfrenta y asegura que Bárbara no es más que una ramera por lo que el hombre la abofetea y cuando está por sacudirla aparece Pablo para enfrentarlo. Rogelio se burla de él y de un golpe lo manda al suelo para luego desfogarse con su amante, la cual deja claro a Tita que con ella nadie ha podido ni podrá, alarmándose luego, cuando Leocadia le revela que descubrió que los muchachos son familia de su futuro marido y que, a su vez, este es padre de una criatura que sus dioses le han anunciado, mas no ha logrado decifran quién sea ni donde se encuentre.

Andrés asegura a Viviano que se casará con Tita sin importarle que Rogelio y el mundo entero se opongan, puesto que se aman desde que son unos niños.

Rogelio descubre que Pablo no está trabajando en las tierras por lo que al encontrarlo, ordena a Nazario y Gabino que lo sujeten para darle un escarmiento, azotándolo cruelmente. Ante tal vileza, Nazario toma la decisión de no trabajar más para el hombre y se marcha. Gabino sin embargo apoya a su patrón y lleva a pablo a ser curado por Leocadia, quien al tocar al muchacho se aterra.

Nacha enfrenta a Rogelio, quien está a punto de golpearla delante de Bárbara pero se detiene cuando la criada lo reta a que lo haga, amenazándolo con enterar a todos de quién es él en realidad. Le ordena que libere a Tita del encierro en que la tiene y al hombre no le queda más remedio que hacerlo. La muchacha sufre al ver a Pablo tan salvjemente golpeado y Rogelio intenta desfogarse con Bárbara pero esta, nerviosa, se resiste a sus caricias, asustada, pues poco a poco descubre que en realdiad es un hombre cruel y se lo reprocha. Rogelio le hace saber que todo lo hace por ella. Entonces se besan apasionadamente y ella le pide que para olvidarlo todo organicen una fiesta en la que la presente como su prometida, saliéndose con la suya y celebrando con Gabino, quien la hace suya, siendo descubiertos por Eva, quien intenta hablar con Rogelio pero este amenaza con echarla si vuelve intentar levantarle falsos a su futura esposa para así defender a Pablo y Tita. Eva le recuerda que esos muchachos son su familia y no debe tratarlos como animales. Aparece Bárbara, quien sorprendida pregunta al hombre si ha sido capaz de maltratar a su propia familia. Este lo niega y ordena a su tía que calle. Nacha intercede y asegura que Eva se quedará para ayudar a los muchachos y si no, será ella misma quien denuncie a Rogelio en la capital, donde su palabra y su ley no valen absolutamente nada y podría ir a la cárcel por los abusos contra Pablo y Tita. Rogelio azota su fuete y corre a Eva y Nacha de su presencia para entonces discutir con Bárbara, a la que dice que para él Pablo y Tita no son su familia y por ello se lo ocultó. Bárbara le aconseja que, si no los quiere, entonces se deshaga de ellos definitivamente pues son un peligro para sus intereses.

Tita desahoga con Andrés todo el sufrimiento que guarda desde que su padre murió pues las cosas en el rancho cambiaron a raíz de que este cayó enfermo. Simón pide a su amada que huya con él, lejos, donde puedan ser felices, pero Tita no se puede ir sin su hermano Pablo. La muchacha toma un baño y Rogelio se toca mientras la espía.

Leocadia amenaza a Rosendo y le jura que si no se aleja de Bárbara se arrepentirá. El hombre no hace más que reírse de ella por lo que la bruja se encarga de que beba una pócima con la que lo pasa muy mal durante la noche, a causa de un insólito calor que no puede apagar con nada.

Bárbara pide a Nacha que le diga todo lo que sabe de la familia Moreno pero la sirvienta calla y luego Eva aconseja a la mujer que huya de Rogelio mientras pueda o de lo contrario será muy infeliz a su lado. Pero Bárbara no está dispuesta a renunciar a una vida llena de riquezas y por ello pide a Gabino que mate a Pablo y Tita. Son escuchados por Viviano, quien corre por los cañaverales mientras Gabino lo persigue en su caballo, para alcanzarlo y golpearlo fuertemente en la cabeza. Lo carga y lo lleva hasta la laguna, donde lo hunde sujetándolo con unas piedras.

Macarena rechaza el amor de Jose Luis, el cual le jura que cualquiera que sea el secreto que esconde él lo aceptará y la ayudará a encontrar la felicidad. La mujer entonces le dice que hace muchos años abandonó a su familia en Laguna Negra, y que no sabe nada de ellos, los cuales seguramente la creen muerta. Él le aconseja que vayan juntos a ese lugar y ella acepta, pero no Gladiola, quien recuerda a la mujer que prometió dejar atrás su pasado para intentar ser feliz. Macarena sin embargo no puede encontrar semejante felicidad sabiendo que los suyos se encuentran cerca del ser más despreciable que ha conocido.

Tita propone a Pablo que escpen de Laguna Negra ayudados por Andrés, quien desea casarse con ella y ayudarlos, pero el muchacho se opone ya que considera que deben luchar por lo suyo y no dejar que Rogelio se salga con la suya. 
Los escucha Leocadia, quien se lo dice a Bárbara, la cual insiste en tratarlos como criados y entera a Rogelio de los planes de su hermana. Este acude a Tita para acusarla de ser una golfa y advertirle que de por muerto a su amante. Acude al pueblo en busca de Andrés, al que golpea y hace saber que su hermana jamás se casará con nadie y menos con un muerto de hambre como él. Lo deja tranquilo cuando Isaías aparece con un arma de fuego y amenaza al hombre, al que dice no temer pues sabe la clace de alimaña que es. Rogelio se marcha y el viejo recuerda al muchacho que le advirtió que no se metiera con los Moreno o lo pagaría con su vida. Aún así Andrés jura que se casará con Tita y se la llevará lejos. No sospecha que el furioso Rogelio regresa a casa enfurecido para maltratar a su hermana, a la que dice que si desea saber lo que es un hombre él se lo mostrará, violándola. Al final le hace saber que ya es una mujer marcada y que ahora no vale nada. Se marcha y Pablo se percata de lo que ha sucedido por lo que lleno de furia enfrentaa golpes a Estebam esta vez mostrando una enore fuerza que sorprende al hombre, el cual termina por amenazarlo con un arma de fuego para luego pedir a Gabino y otros peones que lo sujeten, azotándolo vilmente. Pablo lo resiste todo y tras ser curado por Nacha acude a su hermana, a la que abraza, llorando juntos. Tras esto va en busca de Eva, quien se aterra al descifrar lo ocurrido y hace saber a Rogelio que no permitirá una injusticia más de este contra sus hermanos y cuando él la corre ella le asegura que no se irá y que, cuando decida hacerlo, será para acudir a buscar a Macarena, quien no está muerta, como todos creen. Rogelio se estremece y Eva le asegura que no todos sus planes le han resultado y tarde o temprano pagará por el daño que ha hecho.

Macarena tiene un extraño presentimiento por lo que hace saber a Gladiola que no esperará más e irá en busca de su familia, sin importarle lo que tenga que hacer. Busca a Jose Luis para pedirle que la acompañe, aceptando el amor del hombre, con quien se casa en secreto, dispuesta a comenzar de nuevo.

A Laguna Verde llega el doctor Diógenes Balderrama, quien ha enviudado y ha decidido comenzar de cero en el lugar que lo vio nacer. A él lo acompaña su hija. Alicia, quien al conocer a Pablo se apasiona por él y lo busca en la hacienda, donde él le dice que no puede amarla pues no tiene cabeza para pensar en el amor. Ella se promete que lo conquistará.

Nazario, quien cree que la desaparición de Viviano no es por decisión del muchacho, se entera de lo ocurrido en la hacienda por Nacha y se lo hace saber a Andrés, quien jura que matará a Rogelio por lo que le ha hecho a su amada Tita. Isaías le suplica que tome sus cosas y se marche lejos en vez de intentar cometer una locura. Luego los dos pasan un trago amardo cuando la tienda de Isaías es incendiada y en ella el hombre pierde la vida. A lo lejos, Rosendo y Rogelio lo presencian todo y sonríen, malvados. Rogelio asegura que a él nadie lo amenaza ni traiciona.

Lleno de rabia, Pablo sorprende a Rogelio fornicando con Bárbara y le dispara por la espalda, hiriéndolo de gravedad. La mujer arma un escándalo alarmando a todos los habitantes de la hacienda, a la que Gabino lleva a la policía por ordenes de Bárbara y Rogelio pues desean que Pablo sea enviado a prisión para que nuca más vuelva a ver a Tita. Nacha se opone y hace saber a Rogelio que si Pablo es llevado preso ella dirá toda la verdad. El hombre entonces asegura a la policía que todo se trató de un accidente y por esto Bárbara pregunta a su amante qué es lo que él oculta y que Nacha usa como arma poderosa para doblegarlo. Rogelio calla y le pide que no se meta en sus asuntos. 

FEBRERO 2017. Bárbara lo descubre todo cuando escucha a Eva y Nacha hablando del pasado y cómo Rogelio se encargó de que su padre despreciara a su hermana Macarena, a la que echó de la hacienda para despojarla de todo, ambicioso.

Aconsejado por Nazario, quien ha retomado su empleo para descubir qué le sucedió a su hijo, Pablo comienza a desempeñarse en las labores de los cañaverales pues trabajadores le aseguran que él será un mejor patrón y por él la hacienda y su producción volverán a ser lo que una vez fueron, luego de que se enfrente verdaderamente a Rogelio, quien nota el desempeño de su hermano y se niega a darle una paga en efectivo argumentando que debe sarse por servido con tener techo y comida. Nazario interviene y por ello se enfrenta a Gabino, quien le dice que Viviano quizás no solo haya desaparecido, sino que ha muerto.

Leocadia le dice a Bárbara que Rogelio Moreno es un monstruo que solo se deja llevar por sus placeres pero no por el corazón, pues no tiene uno. La mujer acude a Tita y al verla en mal estado se teme lo peor. Sin embargo, dura, le exige que se deje de apariencias y se de prisa para trabajar, pues es una criada y debe responder en sus tareas así se esté muriendo. Nacha interviene y se opone, recordándole a Bárbara que ella no es nadie en el rancho para dar órdenes. La mujer se proclama la futura esposa de Rogelio y calla cuando la sirvienta le dice que cuando llegue ese momento entonces ella y su marido deberán irse, porque la hacienda no le pertenece solamente a él.

Tita se siente terriblemente mal y lamenta que sus padres, como su hermana Macarena, hayan muerto y los hayan dejado a ella y Pablo en manos de alguien tan ruin como Rogelio, a quien Bárbara busca para escupirle en la cara y decirle que no le perdonará lo que le hizo a Tita, su propia hermana. El hombre abraza a la mujer y le asegura que para él Tita no es nadie por lo que Bárbara considera que es verdad que es un monstruo, pues hasta los animales tienen sentimientos por los suyos. Huye de sus brazos, acude a alistar sus cosas para marcharse, pero él la jala, forcejean y, cuando él la empuja contra un ropero, ella se desmaya, por lo que de inmediato el hombre envía a Rosendo a buscar a Diógenes, quien entera a Alicia de lo que sucede y esta lo acompaña para ver a Pablo, horrrizandose al saber todo lo que ocurre en el lugar, mientras que el doctor deja a Bárbara fuera de peligro y advierte a Rogelio que tenga mucho cuidado pues con lo que le ha hecho a Andrés y Isaías el pueblo anda muy alebrestado y le han perdido no solo el respeto, sino también el miedo. Al hombre nada le importan los demás y se emborracha temeroso a que Bárbara muera. Nacha aparece ante él para decirle que tarde o temprano los pecados se pagan y él pagará muy caro por los suyos, pues ha revivido una historia que había quedado sepultada.

El enamorado Gabino siente un odio terrible hacia Rogelio y encuentra un momento para hablar a solas con Bárbara, quien le pide que mate a Rogelio justo el día en que ella se case con él, para apoderarse de todo y huir lejos, juntos. No saben que Nacha los escuchó y de inmediato se lo comunica a Eva, quien se estremece mas disfruta al saber que a Rogelio le están dando agua de su propio chocolate.

Andrés asegura a Pablo que Rogelio fue el responsable de la muerte de Isaías y el incendio de la tienda de este. El muchacho acude al doctor Balderrama para pedirle ayuda y este asegura que no puede hacer nada. Enfrenta a Alicia, la cual le suplica que ayude a Pablo y Tita o de lo contrario más tragedias seguirán ocurriendo.

Luego de unos días Tita evita a toda costa encontrarse con Rogelio, quien a su vez ruega a Bárbara para que lo perdone sin que esta le dirija la palabra pues no quiere más saber de él, por lo que no tiene más remedio que pedirle matrimonio y lla le dice que aceptará solo si se casan a final de mes.

Un nuevo párroco, el padre Horacio, ha llegado al pueblo y se ha estremecido al saber que todos los sacerdotes han sido asesinados. Al confesionario acude Rogelio, quien le dice al hombre que si se dispone a investigar, terminará igual que sus antecesores. El religioso se sorprende aún más cuando la gente habla con él y lo entera de quién es la ley en Laguna Negra. Se cruza con Eva, la cual le pide que tenga cuidado pues la tierra a la que ha llegado es una tierra salvaje, donde solo vale una sola ley.

Nacha lleva a Tita a un encuentro con Andrés, quien le propone que escapen lejos junto con Pablo, el cual trabaja arduamente en el campo y es aconsejado por Nazario para que se abra camino y busque una mejor vida con la herencia que su padre le dejó, así como casarse con un amujer que lo ame y lo aprecie por quien e y no por lo que vale, como le ha ocurrido a Rogelio. El muchacho asegura que hará todo por el bien de su hermana, quien siempre ha cuidado de él y a la cual quiere ver feliz. Se encuentra en la iglesia con Alicia, quien insiste en conquistarlo y lo logra alegrándose cuando él le corresponde dándole un beso.

Macarena llega a Laguna Negra y habla con el padre Horacio, el cual la informa de la desaparición de sacerdotes desde hace años y de la gente enardecida por los maltratos de Rogelio, quien se cree el dueño del pueblo y sus alrededores. También se encuentra con Diógenes, el cual le cuenta las atrocidades del hombre. La mujer teme a enfrentarlo y Jose Luis la convence de que es mejor darle prisa al mal paso. Ella, nerviosa, le dice al hombre que tiene algo importante que confesarle. Lo hace y lo deja enmudecido. El sacerdote le aconseja que sea fuerte y ahora que ha dicho la verdad al hombre al que más ama, enfrente la realidad y salve a Tita y Pablo del infierno en el que viven. Por ello la mujer se presenta en la hacienda, estremeciendo a Rogelio cuando este la ve frente a él, asegurando que ha regresado por lo que pertenece, enterada de todas las fechorías que ha cometido. Aparece Nacha, también estremecida por la presencia de la mujer, quien pregunta por Tita y Pablo, a los que Bárbara, temerosa por perder lo que en verdad busca de Rogelio, encierra bajo llave sin sospechar que Pablo cree que es el mejor momento para escapar por una ventana, sin saber que su hermana mayor está viva y en casa, alarmada porque Rogelio y Bárbara le hacen creer que Pablo se encuentra lejos y Tita se ha casado con un hombre importante de otra región. Sin embargo Nacha no se presta a sus farsas y junto con Eva hace saber a Macarena que los muchachos están en la hacienda, que siempre han necesitado de ella, y que es tiempo de que las cosas vuelvan a la normalidad. Rogelio se opone a que la mujer vea a sus hermanos menores y es apoyado por Bárbara, quien acusa a la mujer de ser una ramera. Macarena la abofetea y revela a su hermano que esa mujer con la que se ha acostado y llevó a vivir a su casa, es una tramposa que sabía perfectamente quién era él, pues la conoció en un burdel en que las dos trabajaban. La pareja discute y él la golpea por lo que Gabino interviene y se descubre que este y la mujer son amantes. El resentido Rogelio apuñala a su hombre de confianza y a la ramera la echa a la calle junto con Leocadia, quien le jura que el fuego lo consumirá antes de lo que piensa, pues su muerte está escrita.

Macarena busca a sus hermanos y les dice que ha regresado por ellos. Se abrazan y aparece Rogelio para burlarse de Macarena y encararla, exigiéndole que diga que ella no es hermana de Tita y Pablo, sino su madre. Esto estremece a los muchachos, quienes no entienden nada de lo que sucede y piden a la mujer que les explique. Rogelio ríe cruelmente y toma del cuello a Pablo, al que dice que la mujer y él no son sus hermanos, sino sus padres. Macarena abofetea a su hermano, le exige que calle, pero Nacha no soporta más y pide a esta que diga la verdad: Que su padre y su hermano la violaron incestuosamente en etapas distintas y que Tita es tanto su hija como su media hermana y que Pablo es tanto su hijo como su sobrino. La mujer recuerda todo y llora, atormentada, mientras que lleno de furia Pablo se abalanza contra Rogelio y lo golpea tan fuertemente que lo deja inconsciente.

El cuerpo de Viviano aparece y Nazario está convencido de que Rosendo y Rogelio se encuentran detras de todo. Junto con Andrés ha alborotado al pueblo pues se enteran de que Rogelio amenazó al padre Horacio, a quien Eva ha acudido para pedir consejo y apoyo. El presbítero intenta calmar al pueblo, el cual con antorchas y machetes comienzan un recorrido hacia el rancho, donde Tita y Pablo se alistan para macharse para siempre, pero al salir descubren que Macarena no está y se aterran al ver que Rogelio la tiene en sus brazos, dispuesto a matarla pues no piensa permitir que le arrebaten el rancho, el cual la gente ha llegado para incendiar, mas Pablo y Tita suplican que no lo hagan. Finalmente Jose Luis entra a enfrentar a Rogelio, quien lo hiere con una pistola mientras Macarena escapa, alardeando que su hombre ha sido asesinado. El pueblo entonces incendia la hacienda de la que Rogelio intenta escapar pero es consumido por el fuego. Mientras que el extranjero logra escapar.

UN AÑO DESPUES: Macarena visita la tumba de su padre al lado de Jose Luis, quien ha quedado con cicatrices del incendio pero sobrevivió. La abraza y ella le agradce por su apoyo y el valor para enfrentar su pasado y recuperar a sus hijos.

La hacienda Moreno ha sido renovado y Pablo lo maneja bien, apoyado por Nazario y Andrés, quienes se han convertido sus brazos y han alentado a más jóvenes a unirse al trabajo del campo. El muchacho le pide a Alicia que acepte casarse con él y ella lo besa fuertemente, confesándo haber estado esperando que él se lo preguntara desde hace tiempo

Tita vive su amor con Andrés y su bebé, producto de la brutal violación por parte de Rogelio. Este hecho hace que la muchacha comprenda a Macarena, quien lamenta que su hija haya tenido que pasar por lo mismo que ella.

En Mexicali, Bárbara trabaja como ramera en un antro de poca monta, donde ancianos e indigentes la manosean y la tratan como una basura. A ella acude Gladiola, para serciorarse de que lo pase mal. Bárbara le suplica que la acepte de vuelta en su cabaret pero esta, como gran amiga de Macarena, le niega esa ayuda y le dice que ahora tiene lo que se merece.

Eva reza por la felicidad de Pablo y Tita, augurando que estos serán dichosos para siempre, pues Dios es piadoso, premia a los sufridos y hace pagar a los injustos. Recibe una llamada de Nacha, quien le dice que Pablo y Tita se casarán y ella tiene una razón muy poderosa para acudir a esa unión, pues sus sobrinos la quieren a su lado y ella también los necesita. Por eso Eva decide volver a Laguna Negra,, donde se instala definitivamente.

Tita y Andrés, así como Pablo y Alicia, se casan y el padre Horacio bendice su amor en la iglesia, a la que todo el pueblo acude para ser cómplices y testigos de ese amor. La celebración nupcial se celebra en el rancho, hasta entrada la noche, cuando los enamorados parten hacia su luna de miel, dispuestos a ser felices para siempre, mientras que entre la penumbra ronda una sombra y se escucha el sonido del fuete de Rogelio, golpeando.







FIN





© TIERRA SALVAJE DR. 2017
Es un obra protegida y los derechos son propiedad de su autor.
Se prohíbe su copia y reproducción parcial y/o total
así como el uso de su contenido con fines de lucro.
(R) 1992 (P) 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario